Lo mejor del mar y del sol

64

Para aquellas que gustamos de los deportes acuáticos, el agua y el sol son elementos constantes a los debemos prestar atención. Es importante conocer los beneficios que pueden tener estos dos elementos para nuestro cuerpo y nuestra salud.

El agua, tiene una composición que la convierte en una gran “amiga” para nuestra piel y el cuerpo en general. Entre las principales propiedades del agua marina podemos encontrar su efecto antibiótico, ideal para avanzar en procesos de cicatrización de heridas. Por otro lado, flotar en el mar o nadar entre las olas sirve para relajar los músculos por el Yodo, que a su vez favorece a recuperarnos de ciertas lesiones. Es ideal para los que están haciendo rehabilitación.

A aquellas personas con resfríos leves  se les suele recomendar respirar la brisa del mar y darse baños en la playa ya que el agua salada favorece a que los pulmones puedan eliminar todas las toxinas o elementos ajenos.

Al contener magnesio, el agua de mar ayuda a calmarnos y a eliminar la ansiedad. Es por ello que pasar algunos días en la playa, cuando no hay tanta gente o en los balnearios alejados de los centros urbanos, es una terapia que se recomienda para aquellos que sufren algún tipo de trastorno nervioso.

Por otro lado, el sol también es un elemento que beneficia a nuestro cuerpo.  Uno de las de las ventajas del sol en nuestra salud es la producción de vitamina D.

Nuestro cuerpo produce vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol, por lo que con frecuencia se denomina la vitamina de la “luz del sol”. La vitamina D es fundamental para la mineralización de los huesos y de los dientes. Los potentes rayos del sol se encargan de activarla.

Otro de los beneficios del sol es la mejora de nuestro estado de ánimo, La radiación del sol promueve la síntesis de la serotonina, una sustancia relacionada con el bienestar. Los rayos ultravioleta regulan la producción de melatonina, hormona que ayuda a definir los ciclos de sueño. La luz solar reduce sus niveles, lo que ayuda a sentirse más despierto.

El sol y el mar proporcionan una cantidad inimaginable de favores  a quienes optan por sumergirse unos momentos en sus aguas o pasar tiempo en la playa. A las que nos gustan los deportes acuáticos, sabemos de estos beneficios y los vemos reflejados en nuestro cuerpo y estado de ánimo cada vez que estamos en ese lugar… A disfrutar !!!

Por Andrea Solís

Fotos: divulgação